miércoles, 9 de abril de 2014

EL GATO CON BOTAS.

Sergio:
 
Esta entrada va dedicada a TI. A tu lucha, a tu tesón, a tu coraje, a tu valor, a la fuerza que vas a sacar para llevar esto para delante.
 
Y que sepas que ahí estamos. Que la gran familia runner está contigo. Y que lucharemos contigo, tendremos valor contigo, aunaremos fuerzas contigo, y sacaremos esto adelante contigo.
 
Y si, durante mucho rato, el otro día en la Media Maratón de Madrid me acordé de ti. Llevé el dorsal personalizado que Manu hizo (aunque fallé a la foto) y al final y en plena carrera lo perdí (y me jodió y me enfadé por ello).
 
Pero Sergio, la verdadera fuerza está en el interior, en cada uno, dentro de nosotros y tu como buen deportista y buen corredor sabes que cuando no podemos más, cuando viene el tio del mazo, sacamos fuerzas de donde no las hay para llegar a la meta.
 
Y allí estamos todos. Esperando a que cruces la meta para abrazarte, achucharte, hacernos fotos y llorar todos juntos de alegría por haber acabado esta difícil carrera.
 


martes, 25 de febrero de 2014

MARATÓN DE SEVILLA 2014. - La crónica -

"Estoy dentro del estadio. Me queda menos de una vuelta para terminar mi tercera maratón. Estoy en la contrarecta y pienso en ellos. En Marian y en Alvarito. No han podido acompañarme, pero los llevo bien dentro de mi. Tomo la curva y no me apetece acelerar, solo disfrutar de ese momento. Me toco la camiseta. La camiseta de los DRINKING RUNNERS. Esa que da alas y no los Red Bull.  Quedan 100 metros, pienso que hacer "para la foto", y me acuerdo del gran Javi Alamo y....."
Bueno, empecemos por el principio mejor, ¿verdad?.
DOMINGO, Seis de la mañana.
He dormido como un bebé. Pocas horas pero intensas. Todo preparado el día antes, así que empiezo la rutina del dia D. Ducha para espabilar, parte de la ropa de la carrera puesta y a desayunar.
Calma tensa en el desayuno y mucha risa nerviosa. Por primera vez desayuno con "cabeza" y no me atiborro. Como lo justo. Bien. Debe ser que me hago mayor. Vuelta a la habitación para terminar de preparar todo y, buenas noticias, firmo mi tercer punto D del día (o sea que según Isidro Gilabert hoy puede lograrse mmp en carrera).
Antes de salir de la habitación, abrazo con el Doc Macías, de corazón. Gran amigo, gran persona y gran todo. Un lujo haberlo tenido de compañero de habitación.
Bajamos a recepción y todos al bus camino del estadio. 
Nervios, risas, más nervios camino del estadio, y llamada mañanera para saludar a Carles Castillejo, al mister. (No se lo tomó muy mal, la verdad).
Tras una divertida "excursión" con el bus para llegar a la zona de aparcamiento (bueno, es que llegamos hasta Camas, asi que...) nos dirigimos al ropero. Ahí ya se nota el ambiente maratoniano en plena efervescencia. Unas cuantas fotos del grupo a cargo de la organización y como no, pues dando nosotros la nota, que si no, todo es un poco aburrido.
Visita al ropero (de 10) y últimas fotos del grupo.

Paseo hasta la salida, donde nos cruzamos con mis amigos los Keniatas que están calentando. Si, son amigos míos. ¿No os lo creéis? Vale, vale. Incrédulos.


Nos acercamos a nuestro cajón, cuando de pronto, alguien me golpea la espalda. Por fin, el gran Javier. Por fin puedo saludarle en persona y ponerle cara. Ya era hora. Pero que mejor sitio que en un maratón, en Sevilla, ¿verdad?. Un placer, un honor. Todo.
- DOMINGO, Casi las nueve de la mañana.

Estamos dentro de nuestro cajón. Sin problemas de acceso. Casi todo el grupo está junto. Empieza una de las partes que más me gusta cuando vamos todos en grupo. Piña del grupo, todos abrazados, animándonos unos a otros y luego todos deseándonos suerte unos a otros. Para mí uno de los mejores momentos de todo el maratón.
Alguna foto más y a correr.

- DOMINGO, Nueve de la mañana.
(Inciso: Me planteé una estrategia de carrera por bloques de 8 kilómetros con el tiempo aproximado que me gustaría llevar en cada momento, así que lo pondré asi mejor, ¿ok?).
1.- Salida a Km. 8. (Tiempo previsto en 43:50). 
Pistoletazo de salida y a correr. Y a correr desde el primer metro. Nada de aglomeraciones. Avenida ancha, cuatro carriles y a empezar. Vamos un buen grupo del equipo, aunque rápidamente nos vamos "colocando" cada uno en nuestro sitio.
Yo tenía claro que este primer bloque lo quería hacer tranquilo. Es el rato que tardo más o menos en encontrarme bien y no quería forzar más de la cuenta.
En este momento vamos los "cinco" jinetes del Apocalipsis. El doc Macias, Dani, Rafa, Pablo y yo. Pablo con mucha precaución, puesto que una gastroenteritis unos días antes del maratón le ha dejado bastante débil. Aún así procuramos que se pegue a nosotros al menos durante un buen tramo de la prueba. Eso, y el no permitirle que gaste demasiada energía en forma de gritos, voces y saltitos muy típicos en él, jajaja. (Parecía su padre).
Cruzamos el puente y entramos en zona bonita. Pasamos junto a la Torre del Oro, y también la Maestranza. No he hecho nada de turismo estos dos días aquí asi que voy aprovechando.
Veo que se aproxima el Km. 8, mi primera referencia. Ya he visto que vamos un poquito más rápidos de lo que pensaba, pero voy bien y tampoco es demasiada la diferencia.
Tiempo de paso: 43:33.

2-. Km. 8  a Km. 16. (Tiempo previsto en 43:00).

Bien. Empezamos el segundo bloque y ya he entrado en calor. Bueno, y todos los demás porque la temperatura había subido una barbaridad. Para mi mucho mejor, puesto que aguanto mejor el calor que el frío. De momento el quinteto sigue unido. Sigo controlando el ritmo para no acelerar más de la cuenta y tampoco para perder demasiado tiempo, aunque el ritmo estimado en este bloque (en torno a 5,22) era asequible.
Transitamos por una de las zonas mas alejadas del centro de Sevilla, pero la animación y la multitud de personas en la calle no decae ni un momento. Además vamos camino del km. 15, cuartel general del equipo, donde nos espera la familia.
Sigue el calor, así que decido hacer un streptease sobre la marcha y quitarme la camiseta interior para dejársela a la "familia" (en este caso a la mujer de Pablo) en el hotel.
Nos animamos por ese momento. No lo decimos, pero estamos deseando que llegue para recibir los ánimos de los mas cercanos.
El ritmo, dentro de lo establecido. Con el doc para arriba, para abajo, ahora subo, ahora vuelvo. Vamos, todo con tal de no aburrirse en carrera. Que crack.
Y llegamos al 15. Y allí a lo lejos, la "familia" (parece esto la mafia). Gritos, ánimos, voces... Bufff, gallina en piel. Y Jorge, el hijo mayor de Pablo, que nos acompaña un rato, animándonos.




Y al igual que me pasó en Madrid, me vengo arriba, y empezamos a pedir a la gente que nos anime. Bueno, pues eso es mal, porque lo único que conseguimos es venirnos arriba y acelerarnos, así que toca recobrar la calma. Y llegar al 16.

Tiempo de paso: 42:42.

3-. Km. 16 a Km. 24. (Tiempo previsto en 42:15).

Vamos camino de la media. Pablo empieza a sufrir. Y además nos toca acelerar un poco más el ritmo un poco más. Pero sabemos que unos metros más adelante estará esperando David Rodríguez (@_Bilito) haciéndonos un montón de fotos. Así que giramos frente a Santa Justa y ahí está. Momento patrocinado por Profidén y sale la que creo que para mi es la foto de la carrera. O casi.




Mola, ¿verdad?. Pues hala, adiós sonrisas y a seguir. Un poco monótona esta zona del recorrido y porque además el aire nos pega de cara, pero seguimos en ritmo. Nos acercamos a la media maratón, y la gente que sigue animando. Aquí los cuadricpes empiezan a quejarse, algo que no dejarán de hacer hasta el final de carrera, pero queda mucho, así que toca apretar los dientes. Fenomenal el speaker en el paso de la media que hacemos en 1:55 h. Vamos!!!! Que seguimos. Eso si, ya solamente Carlos, Rafa y yo. Pablo ha cedido y se ha quedado con el Dani (que gran labor la suya).

Ahora el calor se nota de verdad y aprovecho para beber en todos los puestos de avituallamiento. No me dejo ni uno solo. Ah, por cierto, la gente se quejó de beber en vasos. A mi no me resultó demasiado complicado. Eso sí, la organización decía que no daba botellas para que una vez en el suelo no fueran un peligro. Pues yo creo que tanto da, vasos que botellas. Los que vamos detrás tenemos que llevar el mismo cuidado.
Miro el reloj y aprieto un poquito porque vamos por debajo de lo estimado. Tampoco mucho, y me encuentro mentalmente muy bien. Así que a ritmo otra vez para marcar el km. 24.

Tiempo de paso: 42:16. (Me vengo arriba. Lo sé. No debo. Ahora empieza lo más duro, pero, que me quiten lo "bailao".).

4-. Km. 24 a KM. 32. (Tiempo previsto en 42:30).

En este tramo me había dado el "gustazo" de perder un poquito de ritmo. Prefería intentar guardar fuerzas para el final y bajar un poquito el ritmo. Mis piernas lo iban a agradecer. Lo que no sabía es que lo iban a agradecer tanto como para bajar más el ritmo. Que se le va a hacer. Pasamos por delante el campo del Sevilla. Gente en las calles animando, pero la sorpresa viene una vez giramos y cogemos la Av. de San Francisco Javier. Madre mía!!! Tipo subida en el Tour de Francia. Casi, casi hay que pasar de uno en uno. Que gozada, madre mía. Subidón de los buenos, pero claro, ahora esos subidones se empiezan a pagar. Cabeza fría, que sabemos que toca sufrir. Recta para acá, de las que no se acaba nunca. Km. 30 y giro en el estadio del Betis. Ahí más bebida y un montón de productos de Victory Endurance. Genial porque sabía que iba a haber solidos y la verdad es que entre un gel o unas gominolas o barrita de Victory, prefiero esto último. Así que media barrita, buchito de agua y a enfilar la larga recta, la Av. de la Palmera,  que nos va a llevar hacia Plaza de España.
Aquí el del mazo empieza a saludar. Se que voy unos segundos por encima de lo que quería, pero las fuerzas son las que son y no quiero arriesgar más. Tampoco podía, la verdad. Eso si, cuando llego al 30, a lo lejos veo cámara fija grabando, así que les digo a estos que nada de cara de sufrimiento. Sonrisa al canto, saludo a la tele y a seguir sufriendo.
Paso el km. 32 y miro el tiempo...

Tiempo de paso: 42:56.

5-. Km. 32 a Km. 40. (Tiempo previsto en 42:00).

Sabía que era una utopía hacer ese tiempo. Aquí empezaba el maratón de verdad. Aquí empezaba lo duro, lo que uno entrena muchas veces, pero nunca sabe lo que va a pasar. Entramos en el Parque de Maria Luisa. En Plaza de España. Multitud de gente animando. Toca intentar poner buena cara y seguir adelante. El calor aprieta y este tramo a pesar de lo bonito que es se me hace bola. Pero enseguida pasa y aún hay tiempo de comentar lo chulo que es....
Según vamos saliendo vemos a Agus de Running Company animando sin parar. Una alegría verlos allí. Y a la salida, los padres de Alma, con la bandera drinking, animando sin parar. Dios, los hemos visto en 3 o 4 puntos del recorrido. Que subidón.
Y de pronto, me empiezo a sentir bien. El ritmo había bajado considerablemente, por lo que decido tirar de música. Busco los auriculares, los preparo y en nada me doy cuenta de que voy bastante más rápido de lo que iba hace un momento. Veo que he dejado unos metros por detrás a Rafa y a Carlos. Dudo si seguir o no, pero me encuentro bien y prefiero arriesgar un poco. La música, la zona, el ambiente. Me siento bien. Paso por delante de la Catedral. Suena la música. Corro, corro, corro.
Veo a la mujer de Alberto Barrantes y a la de Mario con la niña. Me animan. Me animo. También me ha dado tiempo a saludar a Sandra, cámara en mano (gracias guapa, eres una de las fotográfas oficiales del equipo).



Miro el reloj y veo que se acerca el km. 38. El cansancio empieza a notarse pero procuro no perder ritmo. Tan pronto voy eufórico como con unas ganas de parar enormes. El 40 no llega para ver el ritmo. Cruzamos al otro lado, se ve el estadio, pero no el camino para llegar a él. Por fin el 40.

Tiempo de paso: 42:41.

6-. KM. 40 a Meta (Tiempo previsto en lo que se pueda).

Km. 40. Llevo un rato en el parque del Alamillo. Buff, que manía le estoy cogiendo. No se acaba nunca y no veo como llegar al estadio de una santa vez. De pronto noto como si alguien me golpease en la espalda.
- Toc, toc.
- Quien es?
- Hola.
- Si - Me doy la vuelta y ZASSSSSSSSS!!!! En toda la cara con el mazo. No me saltó los dientes de milagro.

Así que llego al avituallamiento. Para unos segundos a beber. Cojo un trozo de plátano y pienso en lo poco que queda. En lo mucho que he entrenado. En los madrugones, las tiradas largas, las quedadas recogiendo kilos de comida. En Marian, en Alvaro, en la meta. En que no me puedo venir abajo ahora. En los kilómetros entrenados. En los dolores de piernas. En la lluvia. En los amigos.... Y sigo adelante.
El ritmo ha decaído. Castillejo ya me lo había pronosticado (como sabe el jodío) y me conformo con llegar.
Pero esto de curva, contracurva, giro y vuelvo a girar  no ayuda, la verdad. Y en el 41 y pico, me paro. Sin más. Voy hasta el culo y me paro. Son 2 o 3 segundos, hasta que pienso "coño, te quedan 600 metros joder, sigue..... ya descansarás luego".  Y vuelvo a correr. No puede quedar mucho.
Un par de giros y mucha gente  animando. Muchisima. Ya veo el estadio. Y por fin, la bajada hacia la pista. ¿La bajada?. Su pu** madre la bajada como duele Dios. Pero estoy en el estadio. Me queda un giro, y bueno, ya sabéis como disfruté ese giro.....

Me quedan 50 metros y pienso que hacer en la meta. Me vuelvo a acordar de Javi Alamo, y digo, "el avión", un clásico en mis celebraciones. Así que hala, como un B-52, ahí va el ternerón entrando en meta.

http://corriendovoy.com/atletismo/92196/maraton-sevilla-2014

Cruzo la meta y paro el reloj.  Veo el tiempo:

3:49:03!!!!
(Tiempo de mi GarminRauner. El oficial fue mejor todavía)


Aquí el tiempo oficial

Joder, que buen tiempo. Acabó de rebajar mi marca en unos 18´. Que alegría Dios. Si tuviese fuerzas saltaría, bailaría, gritaría. Pero con mantenerme en pie me conformo. 


Me entregan mi medalla (mi tessssssssoroooooooo) y veo a lo lejos a Voltereta, a Alamo, a Oscar. Me abrazo a Oscar y a Álamo y hala, entre los dos consiguen que me ponga a llorar de la emoción. Cuantos buenos momentos vividos juntos. Cuanto hemos compartido. Ese abrazo lo es todo.
Abrazo con Voltereta, con otras pocas lágrimas en los ojos. Carrerón el suyo también.
Y llega Rafa un minuto después. Y el Doc. también. Abrazo tremendo con él. Como ha sufrido, pero que grande es.
Más abrazos, mas fotos, más lagrimas.....
Y el doc y yo nos hacemos otra gran foto. La que resume lo que es un maratón.



¿El resto?. Lo podéis imaginar todos. Empiezo la transformación en Robocop. La forma de andar, de moverme. Empieza a notarse el cansancio. Pero también la alegría. Alegría del reto conseguido. De ver al resto del equipo que se va acercando a la zona de meta. Sus sonrisas, su alegría, su cara de cansancio mezclada con satisfación. Mil y una expresiones, que vienen a enseñar lo que es esto....




ESTO ES MARATÓN!!!!!!
Y NOSOTROS SOMOS LOS DRINKING RUNNERS,
LOS QUE NUNCA ABANDONAN,
LOS QUE LLEGAN A META, 
TODOS!!!!
FUERZA Y HONOR. 



lunes, 24 de febrero de 2014

PREVIA DEL MARATÓN DE SEVILLA 2014

"Viernes, 21 de febrero. 16:30 horas.

Estación de tren de Atocha. Hora de quedada para embarcar rumbo a Sevilla con casi toda la familia de Drinking...... la madre que lo parioooooooo, pero ¿cuantos vamos?".

Ese fue el primer pensamiento que tuve en el andén de Atocha. Vaya tropa que nos juntamos rumbo al sur. Una cosa es pensar en el momento y otra vivirlo. Organizados perfectamente por Pablo S. Carmenado (alma, líder y jefe de Drinking Runners) montamos en el Ave con más ilusión que un niño la noche de Reyes.

Viaje sin sobresaltos (al menos en el bar) y un buen rollo increíble en el vagón. (excepto para el pobre señor que le tocó a EL SOLO en nuestro coche y que no era del grupo. No se por que pidió cambiar de asiento).

Alegría, sonrisas, abrazos, una fiesta ese tren. 




Llegada a la estación de Santa Justa sin mayor novedad y como los pro´s, autobús a la puerta y en 10´ a la puerta del hotel. 

Trámites de alojamiento y en la habitación, primer "puntazo", dorsal encima de la cama (joder sigo pareciendo pro). 


Abrimos la bolsa del corredor, vemos nuestros dorsales y el Doc Carlos Mascias (mi pareja de hecho en este maratón y yo que decidimos probar las equipaciones).

Aquí lo de "pro" se ve que no es lo mío (al menos en la figura).
 
Y a última hora a cenar por Sevilla, un reducido grupo de unos 40 Drinking y al hotel a descansar.
 
SABADO, 22 de febrero.
 
Tras dormir como un bebé 9 horas seguidas (no daré mas detalles), decido no salir a trotar ni 20´ ni nada. Duchazo y a esperar a Carlos para bajar a desayunar. Desayuno como si no hubiera mañana y vuelta a la habitación a descansar otro rato (repito, parezco pro).
Pero había que ir a la Feria del Corredor. Por primera vez no iba de visita, no, sino que teníamos stand propio donde recogíamos alimentos que desinteresadamente nos han llevado un montón de grandes "amigos". 
Ha sido uno de los días más divertidos de toda la preparación del maratón. Creo que habrá habido pocos momentos donde me haya reido tanto. En la Feria y fuera. La comida de la pasta la montamos por nuestra cuenta (imposible esperar tanto tiempo dentro de la feria), pero el rato que hemos pasado cuatro amigos (el resto o estaba de turismo tras pasar por la feria o estaba allí) ha sido, bueno, es imposible de explicar en estas líneas. 
 

 Si, me pasé media feria comiendo.
 
Vuelta al stand y, y.... coño, esa chica me suena, pero se ha cambiado el color de pelo. Andaaaaaaaaaaaa, si es Yolanda, la Pinguina Veloz, que ha pasado a saludar y como no, a colaborar con unos kilos de alimento.
 
Es que no salgo bien en una foto ni a la de 3.

Acabamos en la feria y vuelta al hotel. Tenemos la cena pre-maratón en el propio hotel. Todo el grupo baja a cenar, así que medio salón es nuestro. Vamos, solo faltó gritar un "VIVA LOS NOVIOS". Mejor así, todos juntos, que disimulamos los nervios mejor. 
Ahí es donde se ve que no somos un "equipo" al uso. Se nota que somos una gran FAMILIA!!! Todos. Da igual que mañana vayan unos a 3 horas, otros a 3 horas y media, 4 horas o 4 horas y media. Da igual, estamos todos juntos en esto, y eso es lo que realmente importa.

Terminamos de cenar prontito, y todos a descansar a una hora prudente que mañana nos espera un día muy, muy largo (y algo por duro, por cierto)....

Seguirá....
 
 

viernes, 21 de febrero de 2014

DRINKING RUNNERS en la FERIA DEL CORREDOR EN SEVILLA 14

Unas líneas para recordaros a todos los seguidores de este humilde blog que hoy viernes y mañana sábado estaremos toda la familia de Drinking Runners en la feria del corredor del Maratón de Sevilla recogiendo kilos de comida para el Banco de Alimentos.
 
Hoy viernes estarán unos voluntarios del Banco de Alimentos y mañana desde las diez de la mañana estarán miembros del equipo. Mi turno es de 16 a 18 horas, así que si queréis pasar a saludar y de paso traer algún kilito de comida pues seréis bien recibidos.
 
Si no os veo y colaboráis con nosotros, desde aquí daros las gracias y desearos mucha suerte a todos este Domingo.
 
Y como digo siempre, VIS et HONOR.
 
 
 
 

lunes, 17 de febrero de 2014

VAMOS QUE NOS VAMOS.....

Esto se acaba. Apenas unos días para el día D. Apenas unos días para intentar plasmar en 42 kilómetros y un pico lo luchado, lo conseguido, lo entrenado, lo sufrido estas semanas.
Se me ha hecho duro, sobre todo estas últimas dos semanas. Ha sido un plan largo (de 18 semanas) pero donde se ha visto la mano del míster, de Carles Castillejo.
Como bien nos ha dicho él, muy criticado al principio por su "dureza" pero muy alabado al final por lo bien que nos hace llegar al tramo final.
 
Creo que voy bastante bien preparado. No se si corto de kilómetros (me han salido desde que empecé el plan allá por el 20 de octubre unos 725 kilómetros aproximadamente). No estoy contento por el volumen total pero si por los ritmos que mas o menos he ido consiguiendo.
 
Ahora falta rematar la faena el domingo. Pero sobre todo, disfrutar. Para mi esto es un "entretenimiento", durillo y sufrido en algunos momentos, pero al fin y al cabo, un hobby. Lógicamente me gustaría hacerlo bien y bajar de 4 horas (mi modesta meta) y si puedo, acercarme a un 3,50 que sería muy grande para mi.
Pero tampoco me voy a obsesionar porque si no, ahí va a ser cuando no disfrute y se me haga la carrera muy larga.

Esta semana haré un par de salidas (martes y jueves) y luego a reposar y descansar lo mejor posible hasta el domingo.

Por cierto, ya os lo recordaré, y la mayoría que seguís este blog supongo que tenéis cuenta en Twitter y lo habréis leído, pero quería recordaros a todos los que vayáis a Sevilla, que el viernes y sobre todo el sábado estaremos la gran familia de los Drinking Runners en la Feria del Corredor recogiendo alimentos con destino al Banco de Alimentos. Si queréis pasar con algún kilo de comida, seréis bienvenidos y si estoy por allí (que estaré algún rato) os saludaré con una gran alegría.
 

lunes, 10 de febrero de 2014

SORTEANDO EL MAL TIEMPO.

Cómo me gusta y admiro a la gente que dice que le encanta salir a correr cuando llueve. Esas frases tan maravillosas que leo muy a menudo en Twitter del tipo de "Que maravilloso 60´ de running bajo la lluvia". O aquellas que son peor todavía: "Llueve no pasa nada, a por ello, venga".
Pues no. No puedo. Si no queda mas remedio pues nada, que le vamos a hacer. Pero eso de salir a entrenar y que esté cayendo agua, no me gusta nada. Pero NADA de NADA.
Bastante tuve que aguantar durante la preparación del maratón de Madrid como para intentar cogerle el gusto.
Y se que no hay más remedio, y que si llueve, pues te mojas, y que puede llegar el gran día y caerte una tromba de las que crea afición y que llena de frases maravillosas mi twitter y no vas a dejar de correr por ello. Pero vamos, que si lo puedo evitar, lo hago.
Y esta semana se planteaba así. Posibilidad de mucho agua en Madrid, acompañado de viento, lo cual en mi caso es más jodienda, porque ya cuesta mover mis 90 kilos de nada, pues imaginaos con aire de cara. Ah, eso si, cuando me pega en el pandero, vuelo!!!
Pero al final, y haciéndome un experto en páginas web sobre el tiempo, he conseguido sacar algunos entrenos medianamente provechosos y sin caerme ni una gota.
MARTES: Tras la quedada del domingo anterior el martes decidí madrugar para ir al trabajo corriendo. Nada de alardes ni ritmos estratosféricos. Para nada. Es tiempo de ir "relajando" y guardando para Sevilla. Así que ritmo cochinero por Madrid Río y al hotel a echar la mañana. Al final 8 kilómetros en 45´ y apañado.
MIERCOLES: Día de series. Ya van bajando el volumen, aunque la intensidad sigue siguiendo bastante "alta". Por delante un 8 x 1000 con ritmos que iban desde "ritmo maratón" de la primera hasta una última serie "fuerte pero sin pasarse" como nos dijo Carles.
Y en mi zona favorita de series, en Madrid Río completé las 8. Alguna bastante bien, y en otras sufriendo por el dichoso aire que pegaba con ganas. Pero bueno, ¿qué es el aire sin lluvia? Nada.
Y bueno, al final, salieron tal que así:
1-. 5,10.
2-. 4,59.
3-. 4,45
4-. 4,38
5-. 4,57
6-. 4,44
7-. 4,37
8-. 4,22.
Las piernas quejándose como es normal y los gemelos pidiendo la hora. Pero nada que una visita al fisio no arregle. Así que 12 kilómetros a la saca en algo más que una hora y listo.
JUEVES: Otro cochinerazo. Cambios en el horario de trabajo hacen que tenga que cambiar los entrenos casi sobre la marcha, así que decido ir al trabajo corriendo. Sale algo parecido a lo del martes. Si acaso un poco más rápido, tampoco mucho aunque algo normal tras el tute del miercoles. Pero bueno, son otros 8 kilómetros que hacemos para dejar hueco al desayuno. 

DOMINGO: Día del Señor. Día de descanso. Dia de???? Pues en mi caso de trabajo. Y a eso había que añadir la tirada correspondiente. 90´ con bloque de 60´ a ritmo maratón. Eso significaba salir a correr a las seis de la mañana para llegar sobre las siete y media al hotel, ducha, desayuno y a trabajar. Pero es complicado. El sábado apura uno algo mas con la familia y se hace tarde. A parte, el cansancio, el frío. En fin 1000 y una excusa para no levantarme antes de las seis. Pero bueno. Lo hemos conseguido casi a medias. Madrugón correspondiente, vestido de romano abrigado y a las seis y cuarto estaba empezando a calentar camino de Madrid Río. Apenas 10´ y una vez en Madrid Río me pongo en modo "maratón". Además he decidido dar vueltas a una zona circular que tardo en hacer unos 8 minutos cada vez. Más que nada porque me apetecía castigar un poco a la cabeza pasando varias veces por el mismo sitio manteniendo ritmos. Cosas mías y de mi mente.
Mucho aire en algunas fases pero manteniendo ritmo constante. Además una fuente en mitad del recorrido que hacía que cada vuelta parase a echar un traguito. 
He dado 5 vueltas y desde allí me he ido hacia Principe Pío. Se me hacía un pelín tarde así que al final han sido 52´ en ritmo maratón. Han salido a 5,09. Un poco más rápido que lo que quiero llevar en Sevilla pero bueno. 
Luego desde Principe Pío otros 10´ en progresión. Y tanto que en progresión. Empezar a subir la Cuesta de San Vicente en torno a 6:30 para ir acelerando poco a poco. Llegar a Palacio Real en torno a 5:10 y darlo todo por la calle Arenal rodeado de trasnochadores y yo con mi ritmo de 4:30. En fin, estamos locos!!!!
Llego al hotel y paro el reloj en 70´. Bueno han faltado unos minutos pero no había tiempo para más. Al menos he hecho la parte más importante casi completa y he sumado 13,3 kilómetros muy "interesantes". 
Y es que si ya es un sacrificio buscar huecos para entrenar, realizar los entrenos, trabajar y demás, hacerlo antes de las ocho de la mañana pues a veces cuesta un poco más.
Pero se ha hecho y eso es lo que importa.  

Pues quedan dos semanas. En teoría deberíamos empezar con el "taperguer" pero he visto el entreno de esta semana y tiene de casi todo menos taper... ¿y que pasa. Que somos...?


domingo, 2 de febrero de 2014

TIC TAC, TIC TAC...

Cada vez queda menos. Ya empiezo a contar los pocos días que quedan para llegar a la gran cita de este año. Apenas 20 días para Sevilla y su maratón. Prácticamente con todo el trabajo hecho. Sobre todo lo más duro. Y uno que ya tiene una edad lo nota. Se notan las semanas de entrenamientos. Algunos madrugones, las series, el volumen, las tiradas largas.
 
Y claro, también se nota el cansancio, las molestias de todo tipo y color, el agobio por saber si voy a llegar bien a la cita. Lo bueno, como decía antes es que uno tiene una edad. Y se va conociendo. Y si tengo que perder un entreno, lo hago. Antes no. Antes me enfadaba, me agobiaba, ohhhh, he perdido un día de entrenos. Verás. Ahora lo veo como un descanso, como una recuperación para volver al dia siguiente con más fuerza.
Y si en lugar de cuatro días esta semana salen tres, pues no pasa nada, porque al final son tres días bastante bien aprovechados.
 
Y esta semana así lo he hecho. Tras la media de Getafe acabé con el cuádriceps derecho bastante tocado. Así que un par de días de descanso, una visita al fisio y vuelta a los entrenos.
 
LUNES:  Descanso.
 
MARTES: Descanso + fisio.
 
MIERCOLES: Día de series. Quería ver que tal estaba. Por delante un 5 x 2000 para probar sensaciones. Eso sí, a la primera molestia "grave" a parar y para casa.
Por suerte no llego a tanto y aunque las molestias siguen, nada que otra visita al fisio arregle.
Como siempre un par de kilómetros de calentamiento y al lío.
1-. 9,59.
2-. 9,28.
3-. 9,50. Un poco más rápido. Tenía que ser igual a la primera.
4-. 9,28. Se medio escoñó el garminrauner y se me fue un poco el tiempo.
5-. 9,04. Esta había que hacerla en progresión. Clavada. Empecé en torno a 5 y fui bajando.
 
Luego 5´ de relax para llegar a casa.
Al final 13,5 kilómetros y muy buenas sensaciones.
 
JUEVES: Descanso.
 
VIERNES: Día de Santa Tirada Larga de todos los Kilómetros. Por delante 140´ de tirada. Con un bloque central de 95´  a ritmo de maratón. Claro que siendo Madrid es difícil comparar con Sevilla. Aquí subes, bajas, subes, bajas y es más complicado mantener ritmo. Pero bueno, era cuestión de ponerse.
Salgo del hotel una vez terminado el trabajo. Había almorzado fuerte un buen plato de pasta y fruta y se que es como mejor funciono. Si tengo que salir a hacer más de dos horas con poca comida en los depósitos "pajareo" si o si.
La primera parte hasta Puente de los Franceses tranquilo. Bien es verdad que el terreno es fácil con una bajada al principio hasta Principe Pio, así que  no fuerzo ni una pizca.
4 kilómetros un poco por encima de 5,20. Ojo, un kilómetro cuesta abajo en el que o te frenas o vuelas.
Y ya dentro de Casa de Campo empieza lo divertido. Decido empezar subiendo. Llego a la altura de la cuesta de la Muerte (famosa entre bicicleteros) y decido subir hasta Garabitas por allí. Paso por el Puente Colorado y sigo subiendo. Ritmo suave, por encima de 5,25 pero se que es este tramo hasta que llegue a la tapia. En la carretera giro a la derecha, subiendo otro poco hasta llegar a la explanada de Garabitas y a partir de ahí empieza lo "fácil".
Me voy dirección la Tapia. Pica un poquito hacia abajo lo cual se agradece para coger ritmo. Llego a la tapia y hala, a correr a su abrigo en dirección al zoo. Los ritmos medios van bajando pero no aprieto más de la cuenta. Paso. Queda mucho y en este ritmo me encuentro más o menos cómodo. Aunque pesa el ir solo. Menos mal que llevo buena música. Llego al lago y decido volver a la entrada del polideportivo Cagigal para regresar a casa por Madrid Río. Dejo Principe Pío y a la altura del Puente de Segovia acaban los 95´ No está mal. 17,92 kilómetros a una media de 5:18. Sonrisa de oreja a oreja.
Ahora por delante tocan un par de kilómetros en progresión. Y que bien me salen. Bien es verdad que el terreno es favorable, pero aún así tras casi dos horas de tirada, hacer esos 2000 metros a 4,57 me deja muy buenas sensaciones.
Ya solo queda "subir" a casa por la cuesta del cementerio de San Isidro. Pero me lo tomo con calma. Algo menos de dos kilómetros a 5,44.
 
Y se acabó la tirada. Cansado pero contento. En los anteriores maratones que preparé nunca había hecho una tirada tan larga como ésta, y las sensaciones que me deja son muy favorables.
26 kilómetros en 2 horas 18 minutos!!!! Listo uno de los entrenos más duros de la preparación.
 
 
DOMINGO: Quedada con los Drinking Runners. Que gran familia, madre mía!!!! Y cuántos amigos. Que poco importa madrugar algunas veces cuando sabemos que se va a juntar una "tropa" tan grande.
Hoy era la última quedada para recoger alimentos antes de Sevilla, y como de costumbre la gente ha respondido de maravilla. Una alegría saludar a Manuel (un fijo de estas quedadas),  a Raul (que también ha venido unas cuantas veces), al gran Jaime Navarrete (te quiero recuperado pero ya) y a tantos y tantos amigos que colaboran con nosotros por una buena causa.
Hoy la estrella invitada era Alessandra Aguilar. Otra campeona que nos visita y que a juzgar por su gran sonrisa lo ha pasado de miedo.

 

Y como siempre en estas quedadas pues tocaba correr un rato. Pensaba hacer 10 kilómetros cochinerillos que aún estaban las piernas "suaves" del viernes y al final han salido progresivos.
Eso si, 200 metros explosivos acompañando a Alessandra y luego para no agobiarla, me he quedado a esperar a otros grupos.
Me he juntado con el grupo que se mueve en torno a 6´/km. Aunque creo que ese ritmo lo hemos llevado solo al principio.
El circuito son dos vueltas de 5 kilómetros con un par de buenas subidas. Así que lo que ha empezado suave (5,55 - 6,17 - 6,01) se ha ido acelerando con la bajada de los siguientes 2 kilómetros (5,18 y 5,19) para volver a empezar. Ahí me he quedado con la compañia de Javi Pola y hemos decidido apretar un poco más el ritmo. (5,24 y los dos siguientes subiendo 5,42 y 5,32) para acelerar los dos últimos y llegar "alegres" al final (4,47 y 4,40). Aquí volvía a bajar el terreno, pero bueno, había que hacerlo.
Así que al final, 10 kilómetros en 54,54. Más o menos lo que quería. Forzar lo justo y echar un rato agradable con los amigos.


Y ya está. 3 días he entrenado esta semana. Casi 50 kilómetros y la sensación de que las cosas van saliendo mejor. A ver si lo que queda sigue igual.



lunes, 27 de enero de 2014

DE PROPINA LA MEDIA MARATÓN DE GETAFE. (y con MMP)

Semana un "poco" más corta deportivamente hablando de lo normal. La verdad es que el cansancio empieza a acumularse en las patas cuando nos queda menos de un mes para el maratón de Sevilla y eso unido al trabajo y a los madrugones hace que cada vez cueste un poquito más salir a entrenar.
Pero por otro lado, parece que los entrenos sales adelante. Los ritmos en los que me muevo son "aceptables" y las tiradas largas van funcionando, así que comido por servido.
Esta semana lo único que he hecho ha sido quitar el día de los 10 kilómetros, que tenía el día siguiente a las series y meter un rodajito muy corto con unas rectas el día antes del medio maratón de Getafe.
MARTES: Tocaba el rodaje semanal de los 8 kilómetros. Pero bueno, aparecieron los astros en el cielo, las piernas respondían y me encontré muy bien. El recorrido, el habitual por S. Isidro, Madrid Río, Cuesta San Vicente y Sol.
Así que como las patas iban bien, pues tampoco iba a quejarme. Así que cuando llegué al trabajo y vi los 9 kilómetros en 46´, pues oye, como que se alegra uno el día.
JUEVES: Dia de las #castiseries. Además con una pinta muy "apetecible". Por delante, y en la parte seria, tocaba un 3000 + 5000 + 2000 a ritmos algo más rápidos que el día del maratón.
El recorrido lo varié un poquito. El 3000 si lo hice por Madrid Río pero en Puente de los Franceses decidí meterme en Casa de Campo para la serie del 5000. Terreno más blandito, pero con la desventaja de que hay que subir hasta el Lago. Tocaba apretar el culo y demostrar que los entrenos van sirviendo para algo. Y bueno, aunque se sufrió y se hizo un pelín largo al final también salió en los ritmos marcados.
Por último el 2000 ya en Madrid Río y con terreno más llano salió también muy bien.
2 kms. - Calentamiento.
3 kms. - A 4,58. Es decir en torno a 15´´ más rápido del ritmo que, repito, me gustaría llevar el día 23 en Sevilla.
5 kms. - En progresión. El primero en 5,06. Los dos siguientes a 5,01 y los dos últimos a 4,53 de media. La verdad es que se hizo un pelín larga esta serie, pero bueno. Se hizo, que es lo que cuenta.
2 kms. - A 4,55. Aquí iba mas suelto e incluso hubo algún rato de "frenarme" que no hay que gastar fuerzas a lo tonto.
1 km. - De vuelta a la calma.
Al final 13,700 kilómetros en 1h13 minutos.
VIERNES: Tocaban hacer 10 kilómetros pero me levanté muy cansado y con mucho dolor de piernas. Además el tobillo se quejaba, así que si algo estoy aprendiendo con esto de entrenar maratón es que prefiero perder un entrenamiento a hacer un MAL entrenamiento, así que descanso a las patas que siempre lo agradecen.
SABADO: Víspera del M.M. de Getafe. Madrugón como siempre para ir a trabajar corriendo. Pero hoy mucho más suave. Apenas 30´ de trote metiendo unas rectas al final para dar vidilla a las patas. 

DOMINGO: Día de carreras. Media Maratón en Getafe. Un clásico en el calendario de carreras en Madrid. Dorsales agotados hace tiempo y un gran grupo de DrinkingRunners el que nos hemos juntado. 
Además muchos amigos de este blog y de twitter acudian a la carrera.
La idea era clara. Hacer una tirada larga parecida a Villaverde. Hacerla en progresión empezando un poco más rápido del ritmo maratón y acabar algo mas fuerte.
Madrugón aunque moderado ya que la carrera era tarde. Desayuno en condiciones y a recoger a Julián, uno de los miembros de Drinking Runner para irnos a Getafe. Llegamos con tiempo. Recogida de dorsales rápida. Charlas con unos, con otros, fotos y a prepararnos para la salida.
Momento agobio en el ropero y a la salida que había que coger sitio.
Pistoletazo y a correr. La mayoría del grupo salen disparados y yo me quedo con el gran Miguel De Lucio. La idea era hacer los 11 primeros kilómetros en torno a 5,06-5,07. Este año con el cambio de recorrido aprovechamos el ancho de la calle para correr. Más cómodo y menos agobios. Miro el reloj y veo que vamos un poco más rápidos de lo necesario pero no me agobio. Lucio me dice que si queremos aflojamos, pero me encuentro bien y seguimos.
Entramos en la parte "nueva" del recorrido. Amplias avenidas pero un poco coñazo. Vuelta va, vuelta viene. Curva va, curva viene. El paraíso de los "recortadores". Vi verdaderas burradas. Pero como me dijeron a mi, allá cada uno con su conciencia y sus "marcas". Miro el tiempo y veo que seguimos en torno a 4,50. Pues nada, ya aflojaré luego.
Menos mal que le iba aburriendo a Lucio a charlar y así intentaba que se hiciera más ameno. El pendiente todo el rato. Si veía que aflojaba yo, aflojaba. Alguna palabra de ánimo. Un crack.
Por fin acabamos esa zona. Muy aburrida y con poco ambiente.
Y llegamos al km. 11. Hasta ahí tenía marcada la primera zona de ritmo. Veo que me ha salido a 4,50!!!! Joder, 15´´ más rápido por km. que lo que tenía pensado. Mamma mía.

Seguimos y se que me va a tocar apretar dientes. Ahora tengo 5 kilómetros que si debería hacer en torno a 4,56 o así . Pero seguimos en torno a esos 4,50. Decido que voy a aflojar un poco. Son unos kilómetros claves para mi y prefiero perder unos segundos a quemarme y no llegar a meta. La idea es una tirada para preparar Sevilla y no buscar MMP.
Así que aflojo un poco el ritmo y paso esos 5 kilómetros bastante mejor. Y me salen a 4,52. Muy bien. Muy buenas sensaciones y muy contento de como voy. Además aquí hay más gente y se notan y se agradecen los ánimos.
Ahora 4 kilómetros. Toca apretar un poco si o si. Lucio me sigue animando y veo que las patas van bien. Venga que queda poco sufrimiento. Pica un poco hacia abajo y se agradece. Los tobillos no se quejan, aunque el cuádriceps derecho dice que le va quedando poco.
Da igual. No pienso y corro, que diría Chema Martínez. Veo que he bajado unos segundos el ritmo y que queda algo más de un kilómetro. Salen esos 4 kilómetros a 4,46. Sigo bajando!!!!.
En ese momento vienen las palabras mágicas de Lucio: "Si aprietas un poco bajas tu mejor marca". Tienes 5´ para hacerlo. Uffff. En una décima de segundo pienso si aprieto o no. No me lo pienso y acelero. Miro de reojo a ver si viene Lucio y le oigo que me grita que tire.... Lo hago. Aprieto los dientes y empiezo a adelantar gente. Aún así veo caras conocidas. Está Loli haciendo fotos y la sonrío.  Y también al gran Shinichi Sasaki con su inseparable cámara. Voy tieso pero saco una sonrisa.

 Foto cortesía de Shinichi.
 

Foto cortesía de Loli

Y sigo apretando. Quedan pocos metros. El ritmo en esos momentos está en torno a 4,10!!! Dios, el ternerón hoy va desbocado. Piso el tartán y vuelvo a apretar dientes. 3,50!!! No sabía que se podía correr tan rápido.... jejeje.
Cruzo la meta y de reojo veo el tiempo en el reloj: 1:42:58. O sea, que hay que quitar unos segundos, lo que significa mejorar mi marca. Bieeeeeeeeeen!!!!!!.
Paro a buscar el corazón que me lo he dejado por detrás y llega Lucio. Que tremendo. Que grande, que abrazo. Lo que he conseguido hoy ha sido gracias a él. Vale, se que he tenido que correr, pero el ir con él me ha dado la vida.
Recogida de camisetas y a comentar las jugadas con todo el grupo. Que por cierto se han marcado unos tiempazos todos. La leche como vuelan.


Foto del equipo y mucho postureo


 
y me despido de la gente que hay que ir a casa a ver a la familia. Por la tarde salen los tiempos oficiales y ahí me veo:
 
1:42:29
 
Mejorando mi marca por 30´´. No tenía intención de bajar la marca y al final me ha salido la jugada muy bien.
Lo mejor de todo, las sensaciones. Han sido 21 kilómetros a muy buen ritmo. Y eso da mucha moral para Sevilla.
Lo peor ha sido que la pierna derecha ha quedado un poco tocada. Nada que no arregle el fisio y un poco de reposo durante un par de días.
 
Y aquí acaba otra buena semana. Bueno, mejor, una GRAN SEMANA gracias a lo conseguido el domingo.
Cada vez queda menos y cada vez vamos mejor.
 
Un abrazo.
 
            


lunes, 20 de enero de 2014

QUE POCO VA QUEDANDO.

Que poco va quedando. Apenas un mes para la primera gran cita del año. Sevilla 2014. Apenas un mes y aquí estamos a pleno rendimiento y aplicándonos lo máximo posible en cada entreno.


LUNES: Tras la quedada del domingo para recoger alimentos, los 10 kilómetros "vivos" que me salieron y el trabajar toda la tarde-noche, el lunes cuando sonó el reloj estaba más perro que Niebla. Sabía que tocaba cochinero si o si.
Y eso fue lo que hice. El recorrido de siempre. A Madrid Río un rato, ida y vuelta y a subir por Cuesta de San Vicente. Cargado de piernas y con sueño. Pero había que hacerlo, así que despacito y buena letra.
Menos frío del que yo esperaba y lo más importante sin lluvia que siempre se agradece correr "en seco".
Al final los 8 kilómetros de rigor en algo menos de 45´ y a empezar el día.
 
MARTES: ¿Salgo, no salgo, salgo, no salgo?. Duda existencial una hora antes de acabar el trabajo. Había llovido, hacía fresco y es el típico día que te apetece descansar e irte a casa. Pero entre los ánimos de la gente en twitter, que abrió un poco el día y que el miércoles si que parecía que iba a llover decidí cambiarme y salir.
Ya había hablado con el mister Castillejo la posibilidad de cambiar las series largas que tenía por un interval con distancias más cortas pero más rápidas. Y la verdad es que me apetecía pegar un poco de caña a las piernas.
Además como siempre salgo solo hay días que las series largas se me hacen un poco pesadas y lo que quiero hacer cuando entreno es divertirme y gozar y sufrir un poco, no estar una hora penando sin ton ni son.
Así que por delante un rato "divertido" con un 8 x 400 + 8 x 300 que tenía ganas de tocar.
Como siempre bajamos a Madrid Río trotando y a partir de ahí a "dar cera-pulir cera". Salieron bastante bien y bastante controladas aunque alguna se me iba un poco más rápido de la cuenta, pero bueno poco a poco voy aprendiendo a regular los ritmos rápidos.
 
2 kms de calentamiento.
8 x 400 metros: Entre 4,32 y 4,34.
8 x 300 metros. Entre 4,30 y 4,33.
1,5 kms de vuelta a casa.
 
TOTAL: 11 kilómetros en 60 minutos.
 
Bueno. No son mis series más rápidas pero al menos las sensaciones fueron buenas y como digo, está bien de vez en cuando afilar un poquito el ritmo.

VIERNES: Después de dos días de descanso a las piernas, que me vinieron genial por las molestias en el talón y tobillo, tocaba hacer tirada larga si o si. Es el día que mejor me viene y bueno, aunque la climatología no acompañe demasiado no era cuestión de dejarlo pasar.
Así que tras trabajar, cambio de ropajes, chubasquero-cortavientos y a por la tirada larga, que debía ser de 115´ donde metí un bloque de 85´ a ritmo estimado de maratón.
Como siempre, me bajo calentando hasta Madrid Río y alargo hasta el Puente de los Franceses. Algo más de 4 kilómetros muy suaves para ir entrando en calor.
Ya dentro de la Casa de Campo empiezo a buscar el ritmo adecuado pero según voy avanzando tomo un cambio de rumbo. Decido subir por una pista que va a dar al Bosque y a la tapia.
Es una subida constante, no demasiado dura, pero subida al fin y al cabo. Y además pega el aire y empieza a llover. Tampoco me obsesiono por ritmos. Voy bien, voy agusto así que, eso es lo que vale.
Llego al bosque y la zona de arboles me protege un poco hasta la tapia. Parada para tomar un par de gominolas de Victory y a seguir. Voy pegado a la tapia buscando parking de Somosaguas y después me encamino hacia el zoo. A partir de aquí el ritmo se acelera un poco. El terreno es más favorable y me encuentro muy bien. 5,08 - 5,10. Los kilómetros van pasando.
Me bajo hacia el zoo manteniendo el ritmo y de ahí a Madrid Río. Veo que llevo bastante tiempo, pero decido dar una vuelta por Madrid Río para completar el bloque de los 85´. Suena el reloj. Final de lo "duro". Miro el tiempo y veo que la media me sale a 5,12. GENIAL!!!!
De ahí a casa subo por la cuesta del Cementerio de San Isidro. Mucho más tranquilo ya y contento porque veo que las cosas van saliendo bien.
Llego a casa y paro el reloj. 1:55:30. y 22 kilómetros. No está mal, la verdad y más tras las ocho horas de trabajo.
Una de las tiradas que tenía marcada en el calendario y que solvento con buena nota.

DOMINGO: Tras la tirada del viernes, tocaba madrugar para hacer un rato de trote cochinero sin demasiadas pretensiones. Además la tarde-noche del sábado fue divertida. Acudir con el enano y una pareja de amigos y su hija a un parque de bolas un sábado de lluvia no es lo más adecuado para "descansar". Si a eso le añadimos, cena, charla y demás pues cuando uno se acuesta es tarde y el despertador suena pronto.
Pero como al final todo suma, pues ropajes de correr "abrigao" y a Madrid Río. Al menos no me ha caído ni una gota de agua y la temperatura a pesar de que decían que iba a hacer frío ha sido casi agradable. 
Recorrido habitual por Madrid Río, Cuesta de San Vicente, calle Mayor y Sol. 8,5 kilómetros en 45 minutos con las piernas como si llevase 30 kilómetros el día del maratón. Pero son otros 45´ a la buchaca que vienen muy, muy bien sobre todo a nivel mental.

Y se acabó otra semana. No ha sido la más grande en cuanto a kilómetros pero si una de las que mejores sennsaciones me ha dejado. Sobre todo tras la tirada del viernes.
Esta semana que viene me va a tocar meter un par de entrenos con calzador, pero el día que me vale es el domingo. Media Maratón en Getafe donde tengo intención de hacer una carrera controlando ritmos y sin pegarme ningún calentón que lo único que hace es agobiarme, tirarme 21 kilómetros sin dejar de mirar el reloj y sobre todo sin disfrutar. Y lo quiero a estas alturas es disfrutar corriendo. Puro #run4fun.

Abrazos.

domingo, 12 de enero de 2014

UN POCO DE TODO Y TODO BUENO.

MARTES:  Tras el descanso deportivo del lunes, en el que tocó montar, remontar, colocar y jugar con los regalos que recibió Alvarito de los Reyes Magos, el martes decidí volver al trabajo corriendo.
Sesión más corta de la semana. Los 8 kilómetros de rigor suaves. En esta ocasión voy de estreno. En mis pies las Adidas Glide 6 Boost. Primer contacto con ellas. Blandas, cómodas. Tendré que buscar una tirada más larga y más exigente para ver que tal van realmente.
Cambié el recorrido. Me fui directo por Madrid Río a Cuesta de San Vicente y de ahí a Sol. Iba con la mochila y no me apetecía hacer todo el recorrido con ella a la espalda.
Una vez que la dejé en el hotel seguí para hacer los últimos 3 kms. ya más "ligero". Buen ritmo para ser un cochinero y apretando un poco en el último 1000 para ver como funcionaban las zapas.
 
MIERCOLES: Dia de #castiseries. Y que series, su madre. De los divertidos de verdad. Por delante unos 14 kilómetros aproximadamente para machacar las piernas a base de bien. Las hice una vez acabada la jornada laboral. Con una temperatura ideal aún siendo enero. Es más con mi manía de ir abrigado pasé a ratos bastante calor. Por delante, algo así como:
 2 k + 1000 rc + 2000 rc-10" + 4000 en progresión + 2000 rc-10" + 1000 vivo pero sin pasarme + lo que me quede hasta casa. 


Así que a calentar hasta Madrid Río y una vez allí comenzar con las series. Todas más o menos clavadas (en alguna segundo arriba o abajo) y con sensaciones buenas. Excepto en el 4000 que se hace largo si o si. Al menos a mí. Lo mejor de todo es que me noto "fluido" a ciertos ritmos que son los que me interesan. Y la cosa quedó:

2 kms:     Calentamiento.
1   km:      A 5,12. min/km.
2   km:      A 4,57. min/km.
4 kms:    Empecé a 5,08 - 4,59 - 4,52 (curioso el que más parecía que me costaba mentalmente me salió mejor) - 4,50.
2 kms:    A 4,50. Un poco más rápido de lo que quería pero bueno, tenía buenas sensaciones.
1 km:        A 4,27. Me vine un poco arriba. Eso y las ganas que tenía de acabar con las series, jeje.
1 km:         Vuelta a casa suave y trotando.

En total 14 kilómetros de entreno divertido, duro pero de los necesarios.

VIERNES: Día de tirada larga. Es el día que mejor me viene hacer esa tirada larga. Es salir de trabajar y empezar el entrenamiento.
Un café antes de empezar, cambio de ropajes y al lío.
Bajo hasta Madrid Río y de ahí al Puente de los Franceses. Ritmo suave. 4 kilómetros a 5,30. Sin prisas y entrando en calor. Además últimamente el talón me esta fastidiando y prefiero ir con cautela.
Y llega el problema. Adios a mis auriculares. Mueren en el trayecto. Yo que no se correr sin música me quedo sin nada. Pues eso, a escuchar los pajaritos del cam..... Que coño, a escuchar mis jadeos y como machaco el suelo por donde piso.
Entro en Casa de Campo y comienzo con lo divertido. Un primer tramo de 35´ que hay que hacer mas o menos a ritmo de maratón. Este primer tramo es mas "duro". Pica constantemente hacia arriba así que si se me va unos segundos tampoco pasa nada. Me cuesta un poco, pero voy sintiéndome cada vez mejor, y lo que no hago es forzar más de lo necesario.
Llegando al zoo primera sorpresa del día. Veo venir a una chica corriendo y pienso: "¿La conozco?" Pues claro, es la gran Maria Caballero. Grande como corredora, pero muchísimo mas como persona. Un intercambio de palabras y cada uno a seguir con su entreno. Eso sí a la vuelta nos volveremos a encontrar.
Me viene bien esos segundos de descanso y sigo. Me queda poco para completar ese primer bloque. Lo hago al final de la tapia. Me sale a 5,17 min/km.

Ahora tengo 5´ un poco más suaves. Pero aprovecho para meter un gel de Victory en el cuerpo y echar un trago de agua. Trotar suave y vuelta a por otros 35´.

Estos van mejor. El gel hace efecto y el terreno ayuda. Antes subía, ahora bajo. Camino al lago y a Madrid Río. Voy con mejor cadencia y con muy buenas sensaciones. El cansancio se nota, pero no me encuentro mal del todo. Voy en torno a 5,07-5,08. Hasta que llego al Puente de Segovia. Ahí me pega un bajon. Me encuentro cansado y como vacío por dentro. Pero quedan apenas 5´ de entreno "duro" y aprieto los dientes. Acabo ese bloque en 5,12 min/km. Buen ritmo, contento pero muy cansado. Y aún tengo que subir a casa.
Así que paro un segundo en una tienda y pillo un aquarius y unas gominolas. Me lo bebo en un segundo y pongo rumbo a casa.
Aún me queda un kilómetro largo en subida para llegar a casa. Pero es fácil aunque las piernas protesten. Lo más complicado ya está hecho.
Cuando paro el reloj veo que han sido los 105 minutos marcados en el entreno y 19,5 kilómetros.
Muchos estiramientos, pies en agua fría y ducha de las que "crean" afición.
Al final ha sido un gran día, y eso que no había empezado de la mejor manera.
 
DOMINGO: Día grande. Día de quedada y recogida de alimentos con la gran familia, porque esto no es un equipo, señores, esto es una familia, la de los DRINKINGRUNNERS.
Cambio de turno para trabajar por la tarde y poder acudir a echar una mano en la recogida de alimentos.
Madre mía. Que pasada!!!! Esto cada vez es más grande y como digo yo de vez en cuando medio en broma medio en serio, se nos ha ido de las manos. Cuantos amigos hoy colaborando con sus kilos de alimentos, con sus zapatillas y ropa usada para otros proyectos.
Lo mejor de todo es ver como la furgoneta del Banco de Alimentos marcha repleta de kilos de comida que servirán para ayudar a los más necesitados.
Se monta toda la infraestructura, que la lleva, no penséis que es poca cosa. Montar mesas, recoger kilos, dar papeles para los diferentes sorteos, preparar carpas. Por otro lado, otros pocos preparando el avituallamiento que los amigos de Victory Endurance nos ha proporcionado.
Y recibir a los INVITADOS. Porque en estas quedadas intentamos que siempre venga algún atleta internacional de renombre. Sabéis que a la anterior estuvo mi "broder pequeño" Carles Castillejo.
Y esta vez han sido dos, no uno señores, no. DOS!!!!! Matrimonio de campeones. Ni más ni menos que Julio Rey y Vanessa Veiga. Na, uno recordman de España de Maratón y Vanessa campeonísima del ultimo R&R Maratón en Madrid. Total, casi nada, ¿verdad?


Y bueno, como la cosa va de correr pues había que echar un rato de carreras. Normalmente hacemos 10 kilómetros en diferentes grupos. Uno más rápido que comandaba Vanessa y donde como no iban Manuel y Tomas.  Otro que debía moverse a ritmos de 5:15 o así y donde iba yo y uno un poco más lento.
Pero claro, es difícil yendo tanta gente que el ritmo se mantenga. Y al final, es un sálvese quien pueda. Yo a lo mío, aunque un poco más rápido de lo que debía. Pero cuando compartes charla con alguien como Julio, un auténtico campeón, pues si hay que apretar un poco lo haces y al final así ha sido. 10 kilómetros en poco más de 50´ a un ritmo de 5,03. O sea que al final no ha quedado mal entreno.
Luego, gran foto de familia, recogida de los casi 2000 kilos de alimentos, besos, abrazos, fotos y más besos y abrazos y a recoger a la familia que quería comer con ellos por el centro antes de entrar a trabajar.
 
Y así acaba la semana. Completa donde las haya. Por primera vez me he ido por encima de los 50 kilómetros y las sensaciones son buenas. El talón me está empezando a dar guerra, algo normal una vez que he empezado a meter kilómetros en serio y ritmos también serios. Pero de momento la ilusión de Sevilla puede con todo.
Que siga así mucho tiempo.
 
ABRAZOS!!!!
 

lunes, 6 de enero de 2014

DOS SEMANAS INTENSAS.

Siento no haber podido aparecer antes por aquí, pero la obligación es la obligación y la verdad es que estos días pasados son complicados a nivel de trabajo. El estar en pleno centro de Madrid, atendiendo al público, a mucho público, sobre todo a partir del 26 y al menos hasta el día 3 de enero dan para poca cosa.
Además a eso se junta, que hay fiestas por medio, que hay que atender a la familia, que apetece estar por las tardes en casa jugando con el enano, que hay que ir a hablar con los Reyes Magos para decirles que nos hemos portado muy bien.
Todo eso "apretujado" en 15 días hace que los entrenos no salgan cuando tu quieres, pero al menos si se intenta hacer como deseas o que se aproximen.

Así que estas dos semanas las he completado con bastante solvencia.
La semana de Navidad se cerró con tres días de salida. Uno lo dediqué a realizar un cochinero de 8 kilómetros muy suaves.
Después de Navidad metí una tirada larga de 17 kilómetros con dos bloques de 25´ y 30´ a ritmo aproximado a maratón (salieron a 5,12 y 5,10).
Y por último el sábado 28 acudí a Móstoles a la San Silvestre. Si, he corrido San Silvestre y no ha sido la Vallecana. Me encanta acudir a Móstoles. Poca gente y circuito "divertido" con una subida que haces dos veces de las de dolorte las piernas.
Este año además acudí con Alvaro que "participó" en su carrera de 300 metros. Bueno hizo 250 en brazos de papá y el resto corriendo y llorando. El pobre con tanta gente, tanto grito y demás se asustó. Eso sí, luego no hubo quien le quitase la medalla y la botella de agua que le regalaron.

Y mi carrera, ahí estuvo: 8 kilómetros durillos que completé en 37:29, unos segundos más lento que el año pasado, pero es que el tiempo que perdí fue el que gané chocando manitas por doquier. Disfruté más que si hubiese bajado de 37 minutos.

Y esta semana pues más o menos igual. Aunque si he completado 4 días con un poco de todo.

Un 10 kilómetros vivos por culpa del "stress" del trabajo, un cochinero de 8 kilómetros, un día de series bajo la lluvia a las seis de la mañana y una tirada de 75´ con un par de tramos de 30´ a 5,10 y 5,19, aunque esta última subiendo desde Madrid Río hasta Puerta del Sol con un desnivel muy, muy divertido.

Bueno, a grandes rasgos esto es lo completado estos últimos días. Veremos a ver si normalizamos estas semanas que vienen que Sevilla se acerca y toca apretar mucho y fuerte.

Abrazos.